Etiqueta: google

e-commercemarketing digitalredes socialesTIC

Los gigantes de internet, en el punto de mira

Los gigantes de internet están siendo vigilados con lupa. Las grandes tecnológicas, compañías de comercio electrónico y redes sociales se han visto sancionadas o podrían serlo, en 2017, por diversos motivos: abuso de posición dominante, difusión de noticias falsas o mensajes de odio, uso ilegal de los datos o problemas con el fisco, que les han llevado a pagar multas millonarias.

A continuación os comentamos alguno de los casos que más nos han llamado la atención.

Como ya avanzábamos en nuestro post ¿Cuántas mentiras se cuentan en las redes sociales? las fake news y los mensajes de odio se han convertido en un verdadero problema para las redes sociales. Diversos dirigentes europeos han exigido a estas compañías que actúen con dureza contra estos mensajes y les han instado a que tomen medidas para evitar su propagación.

Todo ello ha llevado a que en Alemania este verano se aprobara una nueva y controvertida ley que obligará a empresas como Facebook o Twitter a eliminar en menos de 24 horas comentarios racistas o que inciten al odio de sus plataformas. En caso contrario podrían ser sancionadas con multas de hasta 50 millones de euros.

Multados en España

En España, las sanciones a Facebook han venido por otro lado y ascienden a 1,2 millones de euros. Según la Agencia de Protección de Datos española (AEPD), la compañía de Mark Zuckerberg ha venido recopilados datos personales protegidos de sus usuarios (sobre ideología, sexo, religión, etc.) sin informarles previamente. Pero la vulneración no acaba aquí, lo más grave sería el uso por parte de Facebook de esta información protegida para fines publicitarios sin contar con la aprobación expresa de dichos usuarios.

Por su parte, el fisco español ha multado a Amazon con 2,2 millones de euros tras una inspección que afectó a sus ejercicios de 2010 y 2011. Pero no es la primera que se enfrenta a Hacienda: Oracle ya ha pagado 87 millones de euros, Google 1,9 millones de euros y Microsoft tiene recurridas en la actualidad dos multas que ascienden a unos 30 millones de euros.

Tampoco se ha librado este año Google, quien recibió a finales de junio la mayor multa antimonopolio que ha impuesto jamás la Unión Europea: 2.424 millones de euros (aproximadamente el doble de las multas impuestas anteriormente a Microsoft o Intel) por abuso de posición dominante en los comparadores de precios en las compras on line.

Parece que la compañía tecnológica ha venido favoreciendo sus propios servicios, privando al resto de compañías de la oportunidad de competir en igualdad de condiciones y sin que los usuarios hayan sido conscientes en ningún momento.

brandingredes sociales

¿Gozan las redes sociales de buena salud en España?

Las consultamos al despertarnos, en el ascensor, en el metro, en el autobús, al llegar al trabajo y al salir, durante las comidas, tomando algo con amigos, antes de acostarnos… ¡La lista es interminable!

Las utilizamos para buscar trabajo o pareja, localizar a amigos, estar al tanto de la actualidad, colgar, ver, comentar o compartir imágenes y videos. Podríamos seguir enumerando durante horas los distintos usos que les damos.

Pero, ¿cómo hemos podido vivir sin ellas? Es algo que ahora parece imposible.

Las redes sociales (RRSS) forman parte de nuestro día a día, son adictivas y, en algunos casos, se han convertido en una forma de vida. ¡No es extraño tener más amigos en Facebook que en la vida real!

En nuestro país siempre han tenido una gran acogida. De hecho, según los resultados del informe Connected Life, desarrollado por la consultora Kantar TNS, y basado en 70.000 entrevistas a internautas en 57 países, España es uno de los países del mundo donde las RRSS tienen mayor penetración y el quinto en lo que se refiere a internet. Además, es el territorio en el que los internautas cuentan con un mayor número de dispositivos conectados a la red: 6 para ser exactos, frente a una media mundial de 2,8.

El uso de estas plataformas se ha ido incrementando poco a poco. En 2009, tan sólo el 51% de los españoles entre 16 y 65 años las utilizaban mientras que en la actualidad el 86% ya hace uso de las mismas. Así lo confirma el Estudio Anual de Redes Sociales 2017 de IAB Spain, patrocinado por ADglow.

19 millones de españoles cuentan con algún perfil, pero no sólo eso, sino que, de media, cada individuo tiene presencia en casi 5 RRSS (4.7) a las que les dedica 2,40 horas al día. Tiempo que se incrementa en el caso de la mensajería instantánea Whatsapp (incluida, por su relevancia, en este trabajo) hasta las 5 horas diarias.

Además, según este informe, Facebook es la RRSS favorita de los usuarios españoles. El 91 por ciento de los internautas están registrados en esta plataforma, seguida de Whatsapp, también propiedad de Facebook, con un 89 por ciento, Youtube con un 71 por ciento y Twitter, con un 50 por ciento.

Aunque Instagram se sitúa algo más lejos, en quinta posición, está de moda y es la plataforma que más seguidores nuevos ha registrado en el último año mientras que Twitter es la que más followers ha perdido.

En cuanto a las valoraciones por parte de los usuarios, la mejor considerada es Whatsapp con una nota media de 8,3, Youtube con un 8,1 y Spotify con un 8. Telegram también consigue buena puntuación: 7,8. Por el contrario, las peor valoradas son Snapchat, Google+ y Tinder.

Sin embargo, hay un sector de la población que no ha caído bajo el embrujo de las redes. Son no usuarios, generalmente de edades más avanzadas, que no las utilizan porque no se sienten atraídos por ellas o simplemente no disponen de tiempo. Existe, además, en muchos casos un temor por la seguridad y protección de sus datos.

Las marcas y las redes

Hace unos meses señalábamos en un post el papel fundamental que desempeñan las redes sociales en los planes de marketing digital de las empresas.

A ese respecto, el Estudio Anual de Redes Sociales analiza el vínculo entre marcas y usuarios y pone de manifiesto que el 83% de los internautas asegura seguir a alguna marca. Además, un 53% considera que su decisión de compra se ha visto influida por lo que ha visto en las RRSS.

Pero no todo son buenas noticias para las marcas: al 36% de los encuestados les molesta la publicidad que aparece en estas páginas y un tercio de ellos no están conformes con que las empresas utilicen este canal para llegar a ellos.

Estos datos coinciden con los arrojados por el informe Connected Life que subrayan el hecho de que las marcas tienen dificultades para conseguir usuarios comprometidos ya que muchos se sienten bombardeados por las mismas en las RRSS. De hecho, el 32% de los internautas españoles afirma que es perseguido constantemente por la publicidad on line e ignora los post y los anuncios de las marcas.

Los influencers se convierten, según los encuestados, en la pieza clave para influir en la opinión que tienen de las marcas.

Desde Bitaminia+ nos gustaría sugerir a las marcas que hagan un buen uso de las RRSS que, sin duda, revertirá en mayores beneficios y en una buena reputación on line. El desafío radica en cómo elegir los contenidos oportunos y dirigirlos al público adecuado en cada una de las plataformas sociales existentes en la red.

 

redes socialesSEOTIC

Google, el espejo mágico

¿No os habéis parado a pensar cuáles son los temas que más interesan a los internautas del planeta?

Durante años, la palabra “sexo” o diferentes términos relacionados con la misma han sido los más tecleados en internet e, incluso, según un estudio de 2009 sobre el uso que los niños hacen de la red, elaborado por la empresa de seguridad informática Symantec, “sexo” y “porno” estaban entre los diez vocablos en inglés más buscados por los menores en internet.

Si echamos la vista atrás, y nos remontamos al año 2006, los dos principales buscadores del momento, Google y Yahoo, reflejaban unos intereses de los usuarios que se centraban fundamentalmente en el mundo de los famosos. Paris Hilton y Britney Spears junto al actor Orlando Bloom fueron las estrellas que más llamaron la atención de los internautas de todo el mundo. Según Yahoo los preferidos en España fueron David Bisbal, Ricky Martin y Elsa Pataky.

Pero ya existía entonces un interés incipiente por contenidos relacionados con la propia red. Por ejemplo, la red social Bebo se situaba a la cabeza en las búsquedas en Google seguida de MySpace y Wikipedia ocupaba el sexto lugar. Además, una de las grandes tendencias del momento fueron los videos, que aparecían en el séptimo lugar.

Los temas de actualidad que más preocupaban a los usuarios hace diez años fueron el huracán Katrina, la guerra de Irak, el juicio a Sadam Husein y el estado de salud de Fidel Castro.

El buscador más famoso del mundo es capaz de saciar nuestra curiosidad y no sólo da respuesta inmediata a todas nuestras preguntas, sino que va un paso más allá y, a través de la herramienta Google Trends, nos permite comparar la popularidad de búsqueda de varias palabras o frases y así conocer el nivel de búsqueda de un determinado término durante un período de tiempo concreto .

La herramienta incluye estadísticas desde el año 2004 hasta la fecha actual en diversas categorías.

Pokémon Go, lo más buscado en 2016

Pero, ¿han cambiado mucho los intereses de los internautas en una década? Parece que no tanto, lo que era una tendencia que comenzaba a crecer, hoy es ya una realidad. El interés por las TIC es enorme, por lo que no sorprende que, en la categoría de Lo más buscado en 2016, los dos primeros términos estuviesen relacionados con la tecnología: Pokémon Go, el juego de realidad aumentada y geolocalización para smartphones que se convirtió en todo un fenómeno de masas, y iPhone 7, el lanzamiento tan esperado de Apple. El noveno puesto fue para el videojuego Slither.io.

Completaba el podio Donald Trump, que batió récords la semana en la que ganó las elecciones presidenciales en Estados Unidos, en noviembre.

Asimismo, parece que los famosos tampoco han pasado de moda. La muerte del cantante estadounidense Prince o la del músico británico David Bowie, ocuparon el cuarto y sexto lugar respectivamente. Otros temas de relieve fueron la famosa lotería estadounidense Powerball (cuyo premio alcanzó en 2016 un récord histórico mundial), dos películas, Deadpool y Escuadrón Suicida, y las Olimpiadas de Río de Janeiro.

Tendencias en España

En lo que se refiere a España, Los realities, que durante años han estado muy presentes en esta lista, han perdido fuelle y el deporte sigue siendo el rey. En las búsquedas más populares el primer puesto fue para los Juegos Olímpicos de Río, seguido de la Eurocopa 2016. Cabe destacar que los siguientes términos coincidieron con los primeros del ranking mundial: Pokémon Go, iPhone 7 y las elecciones en Estados Unidos.

Donald Trump, encabezó también la categoría de Personalidades que más curiosidad despertaban en los españoles el pasado año.

Los fallecimientos, una vez más, se situaron entre los puestos más destacados, en este caso, los de David Bowie (aparece en décimo lugar en la categoría de Lo más buscado y en segundo en la de Personalidades) y La Veneno (tercer puesto en Personalidades). La polémica colaboradora del programa de Pepe Navarro, Esta noche cruzamos el Mississippi murió de una caída en el cuarto de baño de su casa, un hecho que atrajo la atención de muchos curiosos. Por su parte, Luis Salom fue el deportista más popular en el buscador, por su trágica muerte durante un entrenamiento.

Si nos centramos en la categoría de las cuestiones más formuladas, las búsquedas fueron de lo más variopintas. De las que comenzaban por ¿qué es…?, ¿qué es el Brexit?” fue la más tecleada. Le siguieron ¿qué es Pokémon Go? y ¿qué es Periscope?

Sin embargo, en relación con cuestiones referidas a inquietudes personales como ¿cómo ser…?, ¿cómo ser más carismático? se repitió más que ninguna otra. Por detrás, ¿cómo ser una persona segura y confiada? y ¿cómo ser donante de médula?

Si la cuestión se refería a ¿qué pasaría si…?, una vez más Donald Trump, demostró ser el mayor motivo de preocupación para muchos españoles que preguntaron al espejo mágico de Google qué sucedería si ganaba. ¿Qué pasaría si Inglaterra sale de la unión europea? fue el segundo. Desde luego, no íbamos desencaminados…

Sin duda, estas búsquedas son un fiel reflejo de quiénes somos, de lo que queremos ser y de cuáles son nuestras principales preocupaciones e intereses.

Interés para nuestro negocio

Dejando a un lado la parte anecdótica, Google Trends puede ser utilizado para fines profesionales ya que sus funcionalidades nos pueden ayudar a anticiparnos a la competencia.

La herramienta permite analizar los niveles de tráfico para un determinado término y descubrir estacionalidades. Es decir, keywords cuyo tráfico es mucho mayor en una época determinada del año.

Asimismo, nos ofrece la posibilidad de comparar dos o más palabras clave y nos muestra términos relacionados y su tendencia de búsqueda para identificar cuál es el que puede conseguir mayores niveles y así poder aplicar una estrategia de SEO.

Además, incluye filtros por territorio, período de tiempo, categorías y medio de búsqueda (desde el buscador de Google, realizadas en Google Noticias, en YouTube, etc), lo que puede contribuir a la toma de decisiones acertadas.

Por ejemplo, es posible identificar las ciudades donde un determinado término es más demandado, lo que puede ser muy útil para la segmentación.

Es cierto que tiene sus limitaciones, pero Google Trends puede ser una herramienta gratuita de gran interés para nuestro negocio.

redes sociales

¿Cuántas mentiras se cuentan en las redes sociales?

mentiras-redes-socialesRecibimos un titular llamativo, la curiosidad nos puede y hacemos click para ver de qué se trata. Si todo terminase ahí no pasaría nada, pero muchas veces, por desgracia, miles de usuarios dan al botón de me gusta, a compartir o lo retuitean, sin plantearse su veracidad. Así comienza el bulo…

Noticias como que el papa Francisco apoyaba la candidatura de Donald Trump o que Hillary Clinton vendía armas a ISIS fueron compartidas miles de veces, pero no por eso eran más reales.

Sin embargo, en ocasiones, resulta imposible distinguir entre contenidos auténticos y mentiras creadas y difundidas sin ningún control en las redes sociales y que incluso se pueden llegar a ‘colar’ como trending topic.

Facebook ha sido una de las redes sociales que ha visto más mermada su credibilidad cuando fue acusada de favorecer la candidatura de Donald Trump durante las elecciones en Estados Unidos. Las fake news o noticias falsas se han convertido en un verdadero dolor de cabeza para la empresa de Zuckerberg.

Diversos dirigentes europeos han exigido a las redes sociales que actúen con mano dura contra las fake news y les instan a que tomen medidas para evitar su propagación. En este sentido, Martin Schulz, presidente saliente del Parlamento Europeo, incluso ha abogado por una legislación europea al respecto.

La respuesta no se ha hecho esperar y Google y Facebook se han puesto ‘manos a la obra’. La primera, evitando que las páginas con contenidos falsos utilicen su plataforma de publicidad AdSense y la segunda con una serie de acciones, recogidas en el Facebook Journalism Project, mediante las cuales trabajará estrechamente con varios medios de comunicación con el objetivo de incrementar la calidad de las noticias que se publican en esta red.

Sin embargo, toda medida tiene voces en contra que se cuestionan si se perjudicarán los intereses de los usuarios ya que dejarán de ser tendencia los temas más comentados y compartidos por ellos para dar paso a contenidos que procedan de portales de noticias.

Sentido común

Las redes sociales han fomentado la creación de comunidades virtuales que se forman a partir de intereses comunes. Los miembros de estos grupos pueden llegar a crear fuertes vínculos, que interaccionan continuamente entre sí y que se sienten cómodos en un entorno en el que todos parecen opinar de forma similar.

Estos usuarios pueden llegan a dar más credibilidad a un comentario o una información que les llega a través de alguno de sus contactos que si les llegara de la propia fuente.

El uso de las redes sociales como fuente única de información es cada vez mayor. Ya son muchos los que prefieren consultar las noticias de actualidad por este medio que por los medios de comunicación tradicionales.

Si bien las redes sociales pueden tener cierta responsabilidad sobre lo que se publica en ellas, el papel del usuario en la detección de noticias falsas es fundamental.

Se trata de simple sentido común. Cuando se recibe una noticia es importante verificar de dónde procede. Si la fuente no aparece o se trata de una página no confiable hay que dudar de la veracidad de su contenido.

Si el contenido de la noticia no acaba de convencernos hay que buscar si aparece publicada en los medios de comunicación y en las páginas de referencia. Si no es así, lo más seguro es que sea falsa.

Las marcas también son víctimas

Muchas marcas se han visto también afectadas por el auge de las noticias falsas.

Por ejemplo, hace un par de años un chico denunciaba que en un restaurante de KFC le habían servido una rata en lugar de pollo publicando unas fotos en su cuenta de Facebook. La noticia se viralizó rápidamente, aunque muy pronto se puso en duda. Los responsables de la cadena revisaron las cintas de seguridad y confirmaron que el joven ni siquiera había estado en el establecimiento ese día. También encargaron un análisis de ADN que finalmente confirmó que lo que tenía forma de rata realmente era pollo. ¡Pero el daño ya estaba hecho!

Los trolls campan a sus anchas por las redes sociales y se sienten cómodos en ellas. Critican despiadadamente intentando desprestigiar y las marcas se han convertido en la victima ideal para ellos.

Hace unos días Puro Marketing publicó un post sobre cómo los trolls están obligando a las marcas a cambiar sus estrategias de marketing y sobre cómo estas deben actuar ante sus ataques. Pero, ¿están las marcas preparadas para enfrentarse a estos terribles enemigos?