Etiqueta: facebook

brandingmarketing digitalredes sociales

El 89% de las empresas considera que Facebook es la red social más valiosa

¿Qué tienen en común más de 2.000 millones de personas en el mundo?  La respuesta es que todos son usuarios de las redes sociales, una cifra que se espera ascienda a 2.500 millones en 2018.

Sin duda, las redes sociales son enormemente populares y cada vez más consumidores acuden a ellas para tomar decisiones de compra, lo que resulta de un valor incuestionable para las marcas.

Sacar el máximo rendimiento a estas herramientas se ha convertido en una prioridad para ellas y, en concreto, averiguar qué contenido resulta más atractivo para ser compartido y cómo priorizar la inversión en los recursos necesarios, son factores que resultan clave para conseguir incrementar sus ventas.

Con el objetivo de arrojar luz sobre esta cuestión Clutch y Smart Insights  han realizado recientemente una encuesta en la que han participado 344 social media marketers de todo el mundo, -fundamentalmente de Reino Unido (30%), Estados Unidos (22%), Australia (5%), India (5%) y Alemania (3%)- la mitad de ellos de empresas B2B y la otra mitad, B2C.

El 52% de los encuestados señalaron que las redes sociales han ayudado a aumentar los ingresos y las ventas de su empresa. Para ellos, las redes sociales más valiosas son en primer lugar Facebook (89%), seguida de LinkedIn (83%), YouTube (81%) y Twitter (80%). Instagram es la quinta plataforma más valorada, pero su crecimiento es exponencial, así como su popularidad.
Según se desprende de las opiniones de los encuestados, el valor de Facebook, plataforma que ya utilizan más de 50 millones de empresas, radica en que no se dirige a usuarios de una franja de edad concreta, lo que la hace atractiva para las marcas, así como su capacidad para ayudar a construir comunidades de usuarios con intereses similares.
La segunda plataforma mejor posicionada es LinkedIn, que cuenta con 450 millones de perfiles, seguida de YouTube, con 1.500 millones de usuarios y Twitter, con 1.300 millones de seguidores. Instagram, en quinto lugar, es considerada por un tercio de los adolescentes como la red social más relevante y muchas empresas, cuyos productos se dirigen a este público, valoran su carácter visual.

En lo que se refiere a contenidos, los artículos, imágenes y videos llegan a los consumidores de la manera más efectiva, según los participantes en la encuesta.

El contenido visual es especialmente importante para ellos, ya que es 40 veces más probable que se comparta en las redes sociales que cualquier otro tipo de contenido. El uso del video permite a los consumidores de diferentes países entender mejor los mensajes de la marca en su propio idioma, lo que ayuda a generar más ventas.

Las empresas consideran que las publicaciones más exitosas en las redes sociales consiguen más likes, acciones y comentarios, lo que equivale a un alto nivel de participación y, en consecuencia, a altas tasas de conversión.

Otras métricas para medir el impacto que ha tenido una campaña digital, como la tasa de clics (CTR), que muestra con qué frecuencia las personas que ven un anuncio hacen clic en él, son importantes para las empresas, pero no tan esenciales como las anteriores.

Las RRSS, más valiosas para las empresas B2C

Más empresas Business-to-Consumer («del negocio al consumidor») o B2C (58%) que las business-to-business («de negocio a negocio») o B2B (46%) aseguraron que las redes sociales tienen una influencia positiva en sus resultados.

Esto se debe a que los clientes de las B2C son consumidores finales, más dados a tomar decisiones de compra en las redes sociales.

Asimismo, los objetivos en redes sociales de las empresas B2B y B2C son diferentes. Las primeras encuentran más valor en LinkedIn y Twitter porque les ayuda a llegar mejor a los profesionales mientras que las segundas se decantan por Facebook y YouTube ya que llegan a la mayoría de los consumidores finales y la participación de estos es más activa.

Según se desprende de los resultados de esta encuesta, casi el 80% de las empresas comparten contenido original o contenido producido por su empresa ya que el usuario valora mucho el carácter novedoso y único de la información que encuentran. Tan sólo el 6% de las marcas comparten contenido de otras fuentes relevantes.

Alrededor del 82% de las empresas B2C y el 74% de las empresas B2B publican contenido, en su mayoría original, en las redes sociales. Las empresas B2B publican menos contenido original porque pretenden convertirse en referentes del sector al compartir más contenido externo, mientras que las empresas B2C se centran más en promocionar sus negocios.

Desafíos

Aunque las redes sociales pueden influir positivamente en todo tipo de empresas si se utilizan de la manera adecuada, todavía presentan grandes desafíos e, incluso, los resultados de un mal uso de estas plataformas pueden ser nefastos.

Si las marcas no cuentan con un buen plan en redes sociales, tendrán dificultades a la hora de implementarlo. Los principales retos en este sentido son contar con suficientes recursos humanos y financieros y se capaces de construir una comunidad sólida de seguidores. Además, para garantizarse el éxito en este ámbito, las empresas necesitan que los líderes de la compañía apuesten claramente por su uso.

Para ello, más de la mitad de las empresas se apoya en recursos externos. Un 44% usa software de gestión de redes sociales como Hootsuite o Buffer, ya que ayudan a ahorrar tiempo al poder programar las publicaciones con anticipación, el 28% utiliza agencias de marketing en redes sociales y un 9%, freelancers y consultores.

Desde Bitaminia+ esperamos que estos resultados os sirvan de ayuda para preparar una buena estrategia digital y esclarezcan cuáles deben ser las prioridades de vuestra marca para sacarle el máximo partido a las redes sociales.

Si quieres información sobre el uso de redes sociales en España, no te pierdas este post: ¿Gozan las redes sociales de buena salud en España?

 

Te invitamos a seguirnos en nuestros perfiles:

Twitter

LinkedIn

 

e-saludredes sociales

Los trastornos del espectro autista, más visibles con las redes sociales

Las redes sociales y las nuevas tecnologías se han convertido en poderosas herramientas para muchas, muchas cosas, pero, ¿qué os parece si hoy nos centramos en cómo estas plataformas pueden ayudar a visibilizar y mejorar la calidad de vida de las personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA)?

Miles de videos sobre el tierno, bonito o noble gesto de alguien con un niño autista o sobre como un joven con autismo estremece las redes sociales haciendo algo, circulan por internet e, incluso, muchos llegan a ser virales, compartidos y reproducidos miles de veces y consiguiendo innumerables likes.

Pero no queremos detenernos en estos casos puntuales. Si somos realistas, ¿cuántas personas de las que han compartido uno de estos videos se han molestado en verlo completo o ir más allá y documentarse para comprender realmente la cuestión?

La labor de las asociaciones

Tal y como se explica desde ADANSI, una asociación de familiares y personas con autismo de Asturias, los Trastornos del Espectro del Autismo (TEA) son un conjunto amplio de condiciones que afectan al neurodesarrollo y al funcionamiento del sistema nervioso.

Se presenta en 1 de cada 100 nacimientos (Fuente: Autism-Europe aisbl 2015) y da lugar a dificultades en la comunicación e interacción social, así como en la flexibilidad del pensamiento y de la conducta de la persona que lo presenta.

En España hay 300.000 personas con TEA de las cuales, 50.000 son niños en edad escolar.

Queremos destacar aquí y, sobre todo, agradecer la labor de las asociaciones que se benefician de las redes sociales y las utilizan como un instrumento para sensibilizar e informar sobre los TEA haciéndolos más presentes en la sociedad.

La mayoría de estas asociaciones cuentan con página web y están presentes en las principales redes sociales con el objetivo de fomentar la interacción con sus seguidores. Asimismo, utilizan estas plataformas para realizar campañas de concienciación o promocionar sus eventos.

Tal es el caso de la Confederación Autismo España y la Confederación Española de Autismo (FESPAU) que, en coordinación con Autismo Europa, promovieron una campaña para dar a conocer este trastorno a la sociedad y atraer la atención sobre las necesidades y la realidad de las personas con TEA y sus familias. La campaña, que se realizó con motivo del Día Mundial del Autismo, que se celebra el 2 de abril, con el lema “Rompamos juntos barreras por el autismo. Hagamos una sociedad accesible” contó con la participación de miles de personas que subieron fotos o vídeos a sus redes sociales con el hashtag #DiaMundialAutismo. Este hashtag fue trendic topic en España durante 12 horas el domingo, 2 de abril de este año, y durante 9 horas, el lunes siguiente.

Más recientemente, el pasado 22 de octubre, la Asociación Autismo Córdoba celebró la tercera edición de su gala benéfica ‘Creo en ti’, con la colaboración de 70 empresas y más de 400 entradas vendidas para recaudar fondos con el objetivo de desarrollar programas de actividades para personas con TEA, y para atender a las 200 familias que pertenecen a esta asociación. Para la venta de las entradas se contó con la ayuda de famosos como el cantante argentino Coti o los humoristas Dani Mateo y Carlos Latre que invitaron a la población cordobesa a participar en el evento a través de las redes sociales.

Sin embargo, también las redes sociales han servido para que este colectivo ayude a otras personas, este es el caso de un video preparado por la Asociación Guipuzcoana de Autismo (Gautena) que contó con la participación de personas con TEA para alertar sobre sobre el uso excesivo y compulsivo de los móviles que puede derivar en dependencia y aislamiento.

Desde Bitaminia+ queremos compartir esta reflexión: No trivialicemos con este asunto, detrás de todas estas acciones hay personas. No se trata de recibir un video y compartirlo o teclear un hashtag y sentirnos un poco mejor. ¡No nos quedemos en la superficie!

e-commercemarketing digitalredes socialesTIC

Los gigantes de internet, en el punto de mira

Los gigantes de internet están siendo vigilados con lupa. Las grandes tecnológicas, compañías de comercio electrónico y redes sociales se han visto sancionadas o podrían serlo, en 2017, por diversos motivos: abuso de posición dominante, difusión de noticias falsas o mensajes de odio, uso ilegal de los datos o problemas con el fisco, que les han llevado a pagar multas millonarias.

A continuación os comentamos alguno de los casos que más nos han llamado la atención.

Como ya avanzábamos en nuestro post ¿Cuántas mentiras se cuentan en las redes sociales? las fake news y los mensajes de odio se han convertido en un verdadero problema para las redes sociales. Diversos dirigentes europeos han exigido a estas compañías que actúen con dureza contra estos mensajes y les han instado a que tomen medidas para evitar su propagación.

Todo ello ha llevado a que en Alemania este verano se aprobara una nueva y controvertida ley que obligará a empresas como Facebook o Twitter a eliminar en menos de 24 horas comentarios racistas o que inciten al odio de sus plataformas. En caso contrario podrían ser sancionadas con multas de hasta 50 millones de euros.

Multados en España

En España, las sanciones a Facebook han venido por otro lado y ascienden a 1,2 millones de euros. Según la Agencia de Protección de Datos española (AEPD), la compañía de Mark Zuckerberg ha venido recopilados datos personales protegidos de sus usuarios (sobre ideología, sexo, religión, etc.) sin informarles previamente. Pero la vulneración no acaba aquí, lo más grave sería el uso por parte de Facebook de esta información protegida para fines publicitarios sin contar con la aprobación expresa de dichos usuarios.

Por su parte, el fisco español ha multado a Amazon con 2,2 millones de euros tras una inspección que afectó a sus ejercicios de 2010 y 2011. Pero no es la primera que se enfrenta a Hacienda: Oracle ya ha pagado 87 millones de euros, Google 1,9 millones de euros y Microsoft tiene recurridas en la actualidad dos multas que ascienden a unos 30 millones de euros.

Tampoco se ha librado este año Google, quien recibió a finales de junio la mayor multa antimonopolio que ha impuesto jamás la Unión Europea: 2.424 millones de euros (aproximadamente el doble de las multas impuestas anteriormente a Microsoft o Intel) por abuso de posición dominante en los comparadores de precios en las compras on line.

Parece que la compañía tecnológica ha venido favoreciendo sus propios servicios, privando al resto de compañías de la oportunidad de competir en igualdad de condiciones y sin que los usuarios hayan sido conscientes en ningún momento.

brandingredes sociales

¿Gozan las redes sociales de buena salud en España?

Las consultamos al despertarnos, en el ascensor, en el metro, en el autobús, al llegar al trabajo y al salir, durante las comidas, tomando algo con amigos, antes de acostarnos… ¡La lista es interminable!

Las utilizamos para buscar trabajo o pareja, localizar a amigos, estar al tanto de la actualidad, colgar, ver, comentar o compartir imágenes y videos. Podríamos seguir enumerando durante horas los distintos usos que les damos.

Pero, ¿cómo hemos podido vivir sin ellas? Es algo que ahora parece imposible.

Las redes sociales (RRSS) forman parte de nuestro día a día, son adictivas y, en algunos casos, se han convertido en una forma de vida. ¡No es extraño tener más amigos en Facebook que en la vida real!

En nuestro país siempre han tenido una gran acogida. De hecho, según los resultados del informe Connected Life, desarrollado por la consultora Kantar TNS, y basado en 70.000 entrevistas a internautas en 57 países, España es uno de los países del mundo donde las RRSS tienen mayor penetración y el quinto en lo que se refiere a internet. Además, es el territorio en el que los internautas cuentan con un mayor número de dispositivos conectados a la red: 6 para ser exactos, frente a una media mundial de 2,8.

El uso de estas plataformas se ha ido incrementando poco a poco. En 2009, tan sólo el 51% de los españoles entre 16 y 65 años las utilizaban mientras que en la actualidad el 86% ya hace uso de las mismas. Así lo confirma el Estudio Anual de Redes Sociales 2017 de IAB Spain, patrocinado por ADglow.

19 millones de españoles cuentan con algún perfil, pero no sólo eso, sino que, de media, cada individuo tiene presencia en casi 5 RRSS (4.7) a las que les dedica 2,40 horas al día. Tiempo que se incrementa en el caso de la mensajería instantánea Whatsapp (incluida, por su relevancia, en este trabajo) hasta las 5 horas diarias.

Además, según este informe, Facebook es la RRSS favorita de los usuarios españoles. El 91 por ciento de los internautas están registrados en esta plataforma, seguida de Whatsapp, también propiedad de Facebook, con un 89 por ciento, Youtube con un 71 por ciento y Twitter, con un 50 por ciento.

Aunque Instagram se sitúa algo más lejos, en quinta posición, está de moda y es la plataforma que más seguidores nuevos ha registrado en el último año mientras que Twitter es la que más followers ha perdido.

En cuanto a las valoraciones por parte de los usuarios, la mejor considerada es Whatsapp con una nota media de 8,3, Youtube con un 8,1 y Spotify con un 8. Telegram también consigue buena puntuación: 7,8. Por el contrario, las peor valoradas son Snapchat, Google+ y Tinder.

Sin embargo, hay un sector de la población que no ha caído bajo el embrujo de las redes. Son no usuarios, generalmente de edades más avanzadas, que no las utilizan porque no se sienten atraídos por ellas o simplemente no disponen de tiempo. Existe, además, en muchos casos un temor por la seguridad y protección de sus datos.

Las marcas y las redes

Hace unos meses señalábamos en un post el papel fundamental que desempeñan las redes sociales en los planes de marketing digital de las empresas.

A ese respecto, el Estudio Anual de Redes Sociales analiza el vínculo entre marcas y usuarios y pone de manifiesto que el 83% de los internautas asegura seguir a alguna marca. Además, un 53% considera que su decisión de compra se ha visto influida por lo que ha visto en las RRSS.

Pero no todo son buenas noticias para las marcas: al 36% de los encuestados les molesta la publicidad que aparece en estas páginas y un tercio de ellos no están conformes con que las empresas utilicen este canal para llegar a ellos.

Estos datos coinciden con los arrojados por el informe Connected Life que subrayan el hecho de que las marcas tienen dificultades para conseguir usuarios comprometidos ya que muchos se sienten bombardeados por las mismas en las RRSS. De hecho, el 32% de los internautas españoles afirma que es perseguido constantemente por la publicidad on line e ignora los post y los anuncios de las marcas.

Los influencers se convierten, según los encuestados, en la pieza clave para influir en la opinión que tienen de las marcas.

Desde Bitaminia+ nos gustaría sugerir a las marcas que hagan un buen uso de las RRSS que, sin duda, revertirá en mayores beneficios y en una buena reputación on line. El desafío radica en cómo elegir los contenidos oportunos y dirigirlos al público adecuado en cada una de las plataformas sociales existentes en la red.

 

redes sociales

¿Cuántas mentiras se cuentan en las redes sociales?

mentiras-redes-socialesRecibimos un titular llamativo, la curiosidad nos puede y hacemos click para ver de qué se trata. Si todo terminase ahí no pasaría nada, pero muchas veces, por desgracia, miles de usuarios dan al botón de me gusta, a compartir o lo retuitean, sin plantearse su veracidad. Así comienza el bulo…

Noticias como que el papa Francisco apoyaba la candidatura de Donald Trump o que Hillary Clinton vendía armas a ISIS fueron compartidas miles de veces, pero no por eso eran más reales.

Sin embargo, en ocasiones, resulta imposible distinguir entre contenidos auténticos y mentiras creadas y difundidas sin ningún control en las redes sociales y que incluso se pueden llegar a ‘colar’ como trending topic.

Facebook ha sido una de las redes sociales que ha visto más mermada su credibilidad cuando fue acusada de favorecer la candidatura de Donald Trump durante las elecciones en Estados Unidos. Las fake news o noticias falsas se han convertido en un verdadero dolor de cabeza para la empresa de Zuckerberg.

Diversos dirigentes europeos han exigido a las redes sociales que actúen con mano dura contra las fake news y les instan a que tomen medidas para evitar su propagación. En este sentido, Martin Schulz, presidente saliente del Parlamento Europeo, incluso ha abogado por una legislación europea al respecto.

La respuesta no se ha hecho esperar y Google y Facebook se han puesto ‘manos a la obra’. La primera, evitando que las páginas con contenidos falsos utilicen su plataforma de publicidad AdSense y la segunda con una serie de acciones, recogidas en el Facebook Journalism Project, mediante las cuales trabajará estrechamente con varios medios de comunicación con el objetivo de incrementar la calidad de las noticias que se publican en esta red.

Sin embargo, toda medida tiene voces en contra que se cuestionan si se perjudicarán los intereses de los usuarios ya que dejarán de ser tendencia los temas más comentados y compartidos por ellos para dar paso a contenidos que procedan de portales de noticias.

Sentido común

Las redes sociales han fomentado la creación de comunidades virtuales que se forman a partir de intereses comunes. Los miembros de estos grupos pueden llegar a crear fuertes vínculos, que interaccionan continuamente entre sí y que se sienten cómodos en un entorno en el que todos parecen opinar de forma similar.

Estos usuarios pueden llegan a dar más credibilidad a un comentario o una información que les llega a través de alguno de sus contactos que si les llegara de la propia fuente.

El uso de las redes sociales como fuente única de información es cada vez mayor. Ya son muchos los que prefieren consultar las noticias de actualidad por este medio que por los medios de comunicación tradicionales.

Si bien las redes sociales pueden tener cierta responsabilidad sobre lo que se publica en ellas, el papel del usuario en la detección de noticias falsas es fundamental.

Se trata de simple sentido común. Cuando se recibe una noticia es importante verificar de dónde procede. Si la fuente no aparece o se trata de una página no confiable hay que dudar de la veracidad de su contenido.

Si el contenido de la noticia no acaba de convencernos hay que buscar si aparece publicada en los medios de comunicación y en las páginas de referencia. Si no es así, lo más seguro es que sea falsa.

Las marcas también son víctimas

Muchas marcas se han visto también afectadas por el auge de las noticias falsas.

Por ejemplo, hace un par de años un chico denunciaba que en un restaurante de KFC le habían servido una rata en lugar de pollo publicando unas fotos en su cuenta de Facebook. La noticia se viralizó rápidamente, aunque muy pronto se puso en duda. Los responsables de la cadena revisaron las cintas de seguridad y confirmaron que el joven ni siquiera había estado en el establecimiento ese día. También encargaron un análisis de ADN que finalmente confirmó que lo que tenía forma de rata realmente era pollo. ¡Pero el daño ya estaba hecho!

Los trolls campan a sus anchas por las redes sociales y se sienten cómodos en ellas. Critican despiadadamente intentando desprestigiar y las marcas se han convertido en la victima ideal para ellos.

Hace unos días Puro Marketing publicó un post sobre cómo los trolls están obligando a las marcas a cambiar sus estrategias de marketing y sobre cómo estas deben actuar ante sus ataques. Pero, ¿están las marcas preparadas para enfrentarse a estos terribles enemigos?