Etiqueta: Analítica web

Analítica webbrandingredes socialesSEO

Aprobado en SEO y analítica web y suspenso en RRSS y marketing digital

Las empresas españolas sacan un aprobado por los pelos en cuanto a su nivel de digitalización. Aunque han comenzado a adaptarse al nuevo entorno digital resulta imprescindible que inviertan más en él para sacarle el mayor rendimiento posible.

Así lo ha concluido el Informe Bankia Índicex 2016: La digitalización de las empresas en España”, con datos obtenidos de más de 5.000 empresas españolas, teniendo en cuenta el sector, a su localización geográfica, al tamaño de la empresa, al modelo de negocio y target al que se dirigen.

Si hablamos de tamaño, son las grandes empresas las que obtienen una mejor puntuación y aunque también aprueban los autónomos y microempresas son los últimos de la fila.

El estudio ha tenido en cuenta nueve aspectos relevantes: Posicionamiento SEO, experiencia de usuario, contenidos, seguridad, redes sociales, marketing digital, movilidad, comercio electrónico y analítica web.

Las mejores notas se obtienen en analítica web, con un 6,2, y posicionamiento SEO con un 6,1. Aquí destaca el hecho de que no solamente 6 de cada 10 empresas tienen herramientas de medición, sino que también las utilizan habitualmente. Asimismo, el 65,2% de las empresas tienen un posicionamiento competitivo. Esto significa que para las empresas es importante tener presencia de marca online.

Experiencia de usuario y contenidos y empatan con 5,7, aunque en el primer aspecto hay mucho que mejorar ya que la velocidad de carga es mejorable en el 57,8% de los casos. Sin embargo, hay que destacar que 6 de cada 10 empresas actualizan sus contenidos mensualmente y 4 de cada 10 cuentan con un blog corporativo.

En seguridad, donde la nota global es un 5,4, se concluye que 4 de cada 10 empresas no protegen debidamente su información interna. Igual puntuación saca el comercio electrónico, donde 6 de cada 10 empresas ofrecen la posibilidad de pago online.

Las peores calificaciones

Y hasta aquí los aprobados. Las empresas suspenden en redes sociales, movilidad y marketing digital. Esta última es la categoría con la peor nota, un 3,5. Parece que las marcas, aunque tienen interés en tener presencia en redes sociales, no invierten demasiados esfuerzos en campañas promocionales ya que tan solo un 37,3% lo hacen.

En lo que se refiere a sus perfiles sociales, se decantan más por Twitter que por Facebook. Un 54% esta presente en la primera frente a un 48%, en la segunda. En cuanto a la relevancia de marca en este canal destaca que en casi un 55% el desempeño es no competitivo y para cerca del 27%, mejorable.

La movilidad, es otra de las áreas de digitalización donde los negocios españoles deben mejorar, aunque un aspecto positivo es que la mayoría sí presta atención al diseño responsive.

En definitiva, según este trabajo, las compañías no destinan recursos suficientes a su estrategia digital a pesar de ser un área fundamental para el desarrollo del negocio.

Esta es una conclusión a la que ha llegado también otro informe: ‘i3D Desafíos Digitales del Director de Marketing’

Según revela este estudio, elaborado por Evercom, la Asociación de Marketing de España y GfK, en el que se ha entrevistado a 139 directores de marketing de nuestro país, el aprovechamiento de las oportunidades digitales no alcanza el 50%. Parece que el marketing digital no es una prioridad para ellos. Aún se destina el 62,2% de los recursos al marketing tradicional.

La banca, junto a las compañías de telecomunicaciones y las de seguros, son los sectores que mejor han hecho los deberes mientras que el transporte, el turismo, el gran consumo y la salud son los más rezagados.

Según manifiesta el estudio, las empresas sí cuentan con página web, newsletter y correo electrónico y también se han puesto al día en bussines inteligence, pero tan solo un 32% de los encuestados utiliza otras herramientas como apps, el Internet de las cosas o realidad virtual.

Sin duda, aunque las marcas españolas van por el buen camino en cuanto a sus estrategias digitales, tienen todavía mucho trabajo por hacer.