Categoría: e-salud

e-saludgamingmarketing digitalredes socialesTIC

La medicina del futuro, las TIC y el marketing digital en salud

En un entorno muy cambiante y en el que la medicina cada vez es más personalizada y centrada en las necesidades del paciente, se hace imprescindible contar con profesionales que sepan manejar nuevas competencias y que sean capaces de afrontar los nuevos retos que presenta la medicina del futuro, muy relacionados con el manejo de nuevas tecnologías como big data, inteligencia artificial o e-salud.

Nos encontramos ante un paciente cada vez más proactivo en lo que se refiere a su patología, que busca de forma activa información en internet y participa en la toma de decisiones sobre su afección. Por ello, sin duda, el sector salud será uno de las más beneficiados por la contribución de las TIC.

Ya hablábamos en nuestro post Gamificación en el ámbito sanitario, ¿qué mayor recompensa que la salud? de la eficacia de los juegos para fomentar cambios o modificar patrones existentes en los pacientes, como mejorar la adherencia a un tratamiento, promover la alimentación sana, reducir el consumo de tabaco o alcohol, concienciar sobre hábitos saludables y en la prevención o ayudar en la rehabilitación física o mental.

Tampoco hemos pasado por alto las aplicaciones del Big Data o del Machine Learning (ML) al mundo de la medicina, sobre todo en el diagnóstico de diversas patologías e incluso en la predicción de las mismas, así como su contribución a la mejora de la calidad asistencial en los hospitales.

También el mercado de realidad virtual (RV) se va abriendo camino en el campo de la salud, tal y como señalábamos en nuestro post La realidad virtual se abre camino en el campo de la salud. Una herramienta con un enorme potencial para la investigación médica, la educación o la rehabilitación de pacientes, entre otros.

Mayor presencia on line

En este contexto, en el que los profesionales deben reinventarse para atender y comunicarse con unos pacientes empoderados, en que las TIC cada vez tienen más presencia y el que las fronteras del mundo real y el digital cada vez son más difusas, nos preguntamos cuál es el futuro del marketing digital en el sector salud.

Según un estudio realizado por Top Doctors,  los profesionales sanitarios españoles, a pesar del poco tiempo del que disponen, hacen grandes esfuerzos por tener presencia online, muy por delante de sus colegas británicos e italianos.

Se estima que hasta un 56% de los médicos españoles hacen uso de las redes sociales para comunicarse con los pacientes y para proporcionar información de calidad referente a su especialidad.

Una vez más Facebook se sitúa a la cabeza y es la plataforma elegida por el 45% de los profesionales, que lo utilizan fundamentalmente para compartir información divulgativa sobre patologías y técnicas médicas. El segundo canal, usado por el 40% de los especialistas, es Twitter y en él informan sobre últimas noticias y novedades, congresos, cursos, días mundiales, etc. El 39% de los médicos se decanta por LinkedIn, con el objetivo de construir su imagen de marca profesional. Por último, el 4º puesto es para YouTube (utilizado por el 28%), un canal en el que comparten videos sobre técnicas, tratamientos o formación.

Importancia del Inbound Marketing

Por su parte, la industria farmacéutica no se ha quedado cruzada de brazos ante el avance de las TIC y está adaptado sus departamentos de Marketing y Ventas a las nuevas necesidades.

El estudio Pharma 2020: Marketing the future, realizado por la consultora PwC, concluye que el marketing farmacéutico será uno de los más marcados por los cambios y en los próximos años las farmacéuticas se deberán enfrentar a grandes retos como crear una mayor valor para los profesionales y para los pacientes, impulsar una nueva cultura corporativa mejorando la productividad y desarrollar modelos económicos para sus productos y servicios en expansión.

Asimismo, el estudio destaca el papel fundamental que desempeñará el Inbound Marketing en las nuevas estructuras de los departamentos de Marketing y Ventas de las farmacéuticas.

Se trata de atraer a los clientes de una forma no intrusiva con contenidos relevantes y de utilidad que aporten valor en cada una de las etapas del proceso de compra, generando confianza y credibilidad al mismo tiempo que les permite incrementar el tráfico orgánico y el número de seguidores en sus redes sociales.

Sin duda, algo está cambiando en el sector sanitario y la buena noticia es que los pacientes son los grandes beneficiados. Desde Bitaminia+ seguiremos informando…

 

e-saludredes sociales

Los trastornos del espectro autista, más visibles con las redes sociales

Las redes sociales y las nuevas tecnologías se han convertido en poderosas herramientas para muchas, muchas cosas, pero, ¿qué os parece si hoy nos centramos en cómo estas plataformas pueden ayudar a visibilizar y mejorar la calidad de vida de las personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA)?

Miles de videos sobre el tierno, bonito o noble gesto de alguien con un niño autista o sobre como un joven con autismo estremece las redes sociales haciendo algo, circulan por internet e, incluso, muchos llegan a ser virales, compartidos y reproducidos miles de veces y consiguiendo innumerables likes.

Pero no queremos detenernos en estos casos puntuales. Si somos realistas, ¿cuántas personas de las que han compartido uno de estos videos se han molestado en verlo completo o ir más allá y documentarse para comprender realmente la cuestión?

La labor de las asociaciones

Tal y como se explica desde ADANSI, una asociación de familiares y personas con autismo de Asturias, los Trastornos del Espectro del Autismo (TEA) son un conjunto amplio de condiciones que afectan al neurodesarrollo y al funcionamiento del sistema nervioso.

Se presenta en 1 de cada 100 nacimientos (Fuente: Autism-Europe aisbl 2015) y da lugar a dificultades en la comunicación e interacción social, así como en la flexibilidad del pensamiento y de la conducta de la persona que lo presenta.

En España hay 300.000 personas con TEA de las cuales, 50.000 son niños en edad escolar.

Queremos destacar aquí y, sobre todo, agradecer la labor de las asociaciones que se benefician de las redes sociales y las utilizan como un instrumento para sensibilizar e informar sobre los TEA haciéndolos más presentes en la sociedad.

La mayoría de estas asociaciones cuentan con página web y están presentes en las principales redes sociales con el objetivo de fomentar la interacción con sus seguidores. Asimismo, utilizan estas plataformas para realizar campañas de concienciación o promocionar sus eventos.

Tal es el caso de la Confederación Autismo España y la Confederación Española de Autismo (FESPAU) que, en coordinación con Autismo Europa, promovieron una campaña para dar a conocer este trastorno a la sociedad y atraer la atención sobre las necesidades y la realidad de las personas con TEA y sus familias. La campaña, que se realizó con motivo del Día Mundial del Autismo, que se celebra el 2 de abril, con el lema “Rompamos juntos barreras por el autismo. Hagamos una sociedad accesible” contó con la participación de miles de personas que subieron fotos o vídeos a sus redes sociales con el hashtag #DiaMundialAutismo. Este hashtag fue trendic topic en España durante 12 horas el domingo, 2 de abril de este año, y durante 9 horas, el lunes siguiente.

Más recientemente, el pasado 22 de octubre, la Asociación Autismo Córdoba celebró la tercera edición de su gala benéfica ‘Creo en ti’, con la colaboración de 70 empresas y más de 400 entradas vendidas para recaudar fondos con el objetivo de desarrollar programas de actividades para personas con TEA, y para atender a las 200 familias que pertenecen a esta asociación. Para la venta de las entradas se contó con la ayuda de famosos como el cantante argentino Coti o los humoristas Dani Mateo y Carlos Latre que invitaron a la población cordobesa a participar en el evento a través de las redes sociales.

Sin embargo, también las redes sociales han servido para que este colectivo ayude a otras personas, este es el caso de un video preparado por la Asociación Guipuzcoana de Autismo (Gautena) que contó con la participación de personas con TEA para alertar sobre sobre el uso excesivo y compulsivo de los móviles que puede derivar en dependencia y aislamiento.

Desde Bitaminia+ queremos compartir esta reflexión: No trivialicemos con este asunto, detrás de todas estas acciones hay personas. No se trata de recibir un video y compartirlo o teclear un hashtag y sentirnos un poco mejor. ¡No nos quedemos en la superficie!

e-saludTIC

¿Cuáles son las aplicaciones médicas de la impresión 3D?

La impresión 3D tiene innumerables aplicaciones en el campo de la medicina. La generación de tejidos y órganos a medida mediante esta técnica ya no es ciencia ficción. Hoy en día es posible utilizar células vivas en lugar de materiales plásticos mediante la bioimpresión.

La bioimpresión surge de la combinación de la biología, la creación de biomateriales y la impresión 3D. Se trata del proceso de creación de estructuras celulares gracias al uso de una impresora 3D, lo que permite el desarrollo posterior de dichas células en un órgano funcional.

Es uno de los campos de la tecnología 3D que más ha crecido y evolucionado en los últimos años y puede ser la solución al problema de la limitación de órganos para ser trasplantados. En España, líder mundial en trasplantes, hay alrededor de 5.477 pacientes esperando un órgano (datos de 2016).

Otras aplicaciones

¿Sabías que el 98% de los audífonos se fabrican con esta tecnología? Una sola máquina es capaz de imprimir 30 aparatos en tan solo una hora y media.

Asimismo, sus aportaciones a la industria dental son impresionantes, ya que ha demostrado aumentar tanto la calidad de las piezas como la rapidez en su producción.

También ha demostrado su eficacia en la creación de tejido óseo. Destaca el caso de un paciente en EEUU sometido a una cirugía mediante la cual se le sustituyó el 75% de su cráneo por un implante de material biocompatible, muy similar al hueso real, fabricado con una impresora 3D. Otro caso de éxito fue el de una mujer de 83 años que recibió en 2012 en Bélgica el primer implante de mandíbula de titanio fabricado con esta tecnología.

En España, en 2013, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) junto con la Universidad de Jaén y Granada patentaron un sistema para regenerar hueso a partir de células madres.

El CSIC en colaboración con la UCM está trabajando también en la creación de prótesis que se integren con el cuerpo y que terminen desapareciendo.

Es precisamente el campo de la ortopedia el que ha sufrido una verdadera revolución con las prótesis realizadas con impresión 3D.

Esto se debe fundamentalmente a que su coste es muy inferior al de una prótesis tradicional: una prótesis robótica creada por una impresora 3D cuesta alrededor de 500 dólares, menos de la mitad que una convencional.

En España, el FabLab de la Universidad CEU San Pablo de Madrid, en colaboración con Enabling the Future, ha desarrollado recientemente una prótesis de brazo con impresión 3D. Se trata de una iniciativa cuyo objetivo consiste en la donación de piezas a niños y adultos que no tienen medios para acceder a prótesis convencionales.

El futuro ya está aquí

Pero la lista es interminable y, sin bien esta industria está dando aún sus primeros pasos, cabe destacar que en 2014 el mercado de la bioimpresión ascendía a los 487 millones de dólares, y se espera que crezca un 35,9% hasta el año 2022.

El líder indiscutible en este sector es Estados Unidos y en el contexto europeo, son Reino Unido y Alemania los que se posicionan en los primeros puestos.

Se estima que el mayor crecimiento venga de la mano del desarrollo de tejidos y órganos ya que son múltiples las investigaciones que se están llevando a cabo en su fabricación, tal es el caso del prototipo de oreja biónica creado por investigadores de la Universidad de Princeton, los trabajos en la producción de células madre, la impresión de vasos sanguíneos e injertos de piel para regenerar, por ejemplo, partes dañadas por quemaduras e, incluso, en el campo de la medicina regenerativa con la creación de vejigas, cartílagos, tráqueas o corazones.

Estos avances sin precedentes en el campo de la medicina reafirman la creencia de que la impresión 3D podría ser una de las piezas clave para la Cuarta Revolución Industrial.

 

 

 

e-saludTIC

Machine Learning: ¿Podrían sustituir los robots a los médicos?

En los años 50 del siglo XX ya existía la Inteligencia Artificial (IA), pero es ahora cuando está más presente y creciendo a una mayor velocidad.

En la actualidad, el 84% de las grandes compañías ya utilizan IA y, tal y como señala un estudio realizado por Tata Consultancy Services (TCS), se prevé que en 2020 todas las empresas habrán incorporado IA en alguna de sus áreas de negocio estratégicas.

Pero vayamos por partes, en nuestro primer post ¿Qué sabes de Big Data? ya hablamos de esta tecnología y de los diferentes campos en lo que puede ser útil.

Posteriormente en el post Tendencias en e-learning, un sector en crecimiento explicamos las diferencias entre Machine Learning (ML), Deep Learning (DL) e Inteligencia Artificial (IA).

Resulta complicado distinguir estas tecnologías, que, aunque son similares ya que se basan en el procesamiento de ingentes cantidades de datos, se diferencian en su nivel de complejidad.

La Inteligencia Artificial es la tecnología más básica de este grupo. Un paso más allá está el Machine Learning o Aprendizaje Automático, máquinas con capacidad de auto aprender, auto programarse y corregir errores, y, por último, el Deep Learning, que, además de lo anterior, permite tomar decisiones y solucionar problemas de forma similar a como lo haría un cerebro humano.

Pero hoy nos centraremos en el Machine Learning (ML) y sus aplicaciones en el mundo de la medicina.

El gran volumen de información disponible, así como los grandes avances que se han producido en el campo de la salud permiten diversos usos del ML en este campo, como la analítica avanzada o en la detección de enfermedades como el glaucoma, afecciones cardiovasculares, Alzheimer o diversos tipos de cáncer. El diagnóstico de estas patologías se ha mostrado muy preciso y efectivo gracias a la utilización de esta tecnología.

Sin embargo, existen ciertas limitaciones ya estos sistemas funcionan con datos objetivos como pruebas de diagnóstico por imagen, análisis clínico o mediante el análisis de síntomas previamente introducidos en una base de datos y no con información directamente extraída del propio paciente. Si el paciente se equivoca o miente u omite algo, el médico es capaz de detectarlo. ¡Las máquinas no!

Asimismo, el ML se ha mostrado muy útil en la predicción de enfermedades como el cáncer. A través de esta tecnología se pueden descubrir distintos patrones y relacionarlos utilizando bases de datos que incluyen información sobre diferentes factores de riesgo como la edad, dieta, historia clínica, peso, hábitos de riesgo o factores ambientales no favorables como aspectos fundamentales en el diagnóstico precoz de esta patología.

Robots y médicos

Asimismo, los avances en el campo de la psiquiatría gracias al ML también son numerosos. Uno de los casos más llamativos ha sido Ellie, un robot creado en el Instituto de Tecnologías Creativas de la USC en Estados Unidos para la detección de diversas patologías psiquiátricas como el trastorno de estrés postraumático o la depresión, a través del análisis de la entonación, expresiones y respuestas del paciente a cuestiones formuladas por esta máquina, del mismo modo que lo haría un profesional.

En esta misma línea, un equipo del Hospital Infantil de Cincinnati ha realizado un trabajo sobre riesgo de suicidio, en el que mediante entrevistas se trababa de averiguar si los individuos participantes eran personas proclives a quitarse la vida. Además, se tenía en cuenta no solo las respuestas sino también la entonación o la armonía de las respuestas.

La investigación en el ámbito farmacológico también se ha visto enormemente beneficiada por la incorporación del ML. Gracias a esta tecnología se ha logrado minimizar los efectos secundarios de medicamentos de forma previa a los ensayos con humanos.

Existen muchos más ejemplos, pero es imposible que nos detengamos en cada uno de ellos. La aplicación de modelos de aprendizaje computacional para la clasificación de pacientes con artritis reumatoide y controles, a partir de datos genéticos, serológicos y clínicos; la creación de sillas de ruedas autónomas, que permitirán trasladar a los pacientes por el hospital liberado al personal de esta tarea; o estudios que demuestran que ML es capaz de mejorar la calidad asistencial y el gasto sanitario  en los hospitales, son algunos de ellos.

Queda lejos aún la posibilidad de sustituir a los médicos por robots y aunque existen casos aislados, como el de Ellie. Pero lo que sí parece evidente es que se avanza hacia una medicina mucho más personalizada en la que estos profesionales sanitarios tendrán que apoyarse en la robótica y en el análisis de datos para poder diagnosticar y tomar decisiones a partir de la gran cantidad de información disponible.

 

 

brandinge-saludredes socialesSin categoría

¿Están presentes las farmacéuticas españolas en las redes sociales?

La salud se ha convertido en la tercera categoría más buscada en Google. Aproximadamente cada 5 segundos se realizan más de 170.000 búsquedas relacionadas con este campo. Más de la mitad de estas búsquedas tiene que ver con patologías, temas relacionados con alimentación, hábitos saludables y medicamentos.

Estos datos obviamente no han pasado desapercibidos para el sector farmacéutico que cada vez da más valor al uso de redes sociales como parte de sus estrategias marketing con el objetivo de mejorar su imagen de marca, reputación y dar difusión a sus productos.

En 2014, el IMS (Institute for Healthcare Informatics) publicó un informe titulado Engaging patients through social media.  El objetivo de este informe era analizar el impacto de las redes sociales en el uso de medicamentos y averiguar si las farmacéuticas estaban aprovechando estos medios como parte de su modelo de negocio.

En él se explicaba cómo las redes sociales podían resultar herramientas de suma eficacia para los laboratorios a la hora de recabar información sobre el comportamiento de los consumidores. Asimismo, podían ser muy útiles ya que constituían un canal idóneo para difundir sus mensajes puesto que llegaban a un público muy amplio.

Algunas reticencias

Sin embargo, hemos podido observar a lo largo de estos años que el acercamiento de esta industria al entorno digital ha sido bastante tímido y las estrategias online que utilizaban podrían calificarse como discretas y poco innovadoras.

Pero, ¿por qué esta reticencia a adoptar el uso de las redes sociales como parte de su estrategia?, ¿por qué no aprovechar su indudable poder en su beneficio? Los motivos, según el informe, eran fundamentalmente tres: legales, técnicos e internos. Obstáculos como la preocupación por el cumplimiento normativo, la pérdida de control de contenido o la privacidad, unidos a la falta de familiaridad con las redes sociales o la dificultad para valorar el ROI suponían un gran freno.

Sin embargo, en muy poco tiempo el panorama ha cambiado de manera sorprendente y si bien siguen existiendo aspectos legales a los que las farmacéuticas deben prestar especial atención, estos han dejado de considerarse como una barrera para el uso de las redes sociales.

Panorama en España

En España, la industria farmacéutica va con retraso en el uso de las redes sociales en relación con otros países. Todavía hay cierto temor ante qué se puede comunicar y qué no. ¡No es tarea fácil!

Existe la obligación de supervisar los contenidos publicados por las farmacéuticas en redes sociales, tanto por parte de Farmacovigilancia como de Farmaindustria.

Según la Ley General de la Publicidad, el anunciante debe dejar claro cuándo hace o no publicidad. El Código de buenas prácticas de la industria farmacéutica de Farmaindustria (octubre de 2016) señala que dicha publicidad puede estar dirigida a los profesionales sanitarios habilitados para prescribir o dispensar medicamentos, siempre que este circunscrita a un contexto técnico-científico o profesional y subraya que deberá incluirse de forma destacada en la página web una advertencia que así lo indique.

Las farmacéuticas no pueden poner a disposición del público general publicidad de fármacos de prescripción de forma directa o indirecta (a través de enlaces, comentarios, marcadores, etc.) y deben advertir de forma clara que ese contenido está dirigido exclusivamente a profesionales facultados para prescribir o dispensar medicamentos.

Ante este panorama tan complejo en el que un error puede ser fatal, Farmaindustria insta a la implementación de guías que establezcan normas de conducta para los empleados, que estipulen pautas de actuación responsable en el entorno digital, que adviertan de las consecuencias y que incluyan procedimientos de control de los contenidos.

Bitaminia+ ha hecho una búsqueda relacionada con la presencia de las compañías farmacéuticas de España en twitter y los resultados han sido bastante sorprendentes.

De los 10 laboratorios seleccionados, 4 cuentan con un perfil en twitter desde el año 2010 (Roche, Pfizer, Esteve y Menarini).

Merck abrió un perfil para España en 2011, Bayer en 2013 y AstraZeneca, Normon y UCB Iberia un año más tarde y la última en sumarse fue Lilly en agosto de 2015.

En cuanto al número de seguidores, encabeza el ranking Pfizer España con casi 17K seguidores. A continuación, se sitúa Roche, con 15K, seguido de Bayer con 10,2K y muy cerca están Merck y Esteve seguidos por 10,1K. El siguiente es Menarini con más de 8K y algo más lejos se posicionan los siguientes en la lista: AstraZeneca (3.955), Lilly (2.717) y Normon y UCB con algo más de 1.200 y 1.100 seguidores, respectivamente. Todos ellos publican varios tuits a diario.

Es cierto que aún están lejos de la presencia en redes sociales de las compañías farmacéuticas estadounidenses pero un hecho es seguro: ¡las farmacéuticas españolas están presentes en las redes sociales y han llegado para quedarse!

e-saludgamingTIC

La realidad virtual se abre camino en el campo de la salud

Parece que la realidad virtual (RV) y el marketing no hacen mala pareja y, aunque aún se encuentran en una fase temprana de la relación, se prevé que en cinco años este tándem esté mucho más consolidado.

Aunque el acercamiento a esta tecnología aún es tímido, se estima que este año el número de consumidores de RV llegue a los 90 millones globalmente, una cifra que podría casi duplicarse en 2018.

Cada vez son más las empresas que incluyen esta tecnología dentro de sus estrategias de marketing y las que aún no lo han hecho podrían quedar rezagadas más adelante. Pero no todas las marcas se beneficiarán por igual de la RV y muchas se muestran escépticas sobre el papel que puede desempeñar para alcanzar sus objetivos. Según un informe de Forrester Research, el mundo del automóvil, el sector hotelero y las inmobiliarias son las industrias que podrán sacarle más partido.

Por otro lado, las empresas más innovadoras siguen rizando el rizo para fabricar los productos más punteros. Facebook trabaja en unos guantes para realidad virtual y aumentada que funcionarían con cascos Oculus Rift, aunque aún se desconocen sus aplicaciones prácticas. Microsoft, está centrado en lanzar un casco de RV de tercera generación que, seguramente, estará disponible en 2019. Por su parte, Google cuenta con Google Cardboard una plataforma de RV de bajo coste cuyo objetivo es transformar un smartphone con Android en una plataforma de RV con tan solo un cartón y dos lentes, diferenciándose así de otros dispositivos que necesitan de un ordenador potente y un software específico.

Aplicaciones terapéuticas de la RV

Sin embargo, el mercado de la RV se va abriendo camino en otros campos como el de la salud. De hecho, el sector sanitario representa ya el 12% de los proyectos de RV que se realizan en nuestro país, según señala el Mapa del Estado de la Realidad Virtual en España, elaborado por The App Date, y se prevé que los proyectos de RV en salud facturarán 5.000 millones de euros en nueve años, según un informe de Goldman Sachs.

Tal y como señala el estudio ’Big Data en Salud Digital’ de la ONTSI y la Fundación Vodafone, el potencial de la RV como herramienta para la investigación médica, la formación o la rehabilitación de pacientes, es indudable.

La “ciber-anatomía” se ha mostrado muy útil para la formación de profesionales del ámbito sanitario. Por ejemplo, las simulaciones de cirugías “virtuales” les ayudan a enfrentarse a intervenciones quirúrgicas complejas.

Pero una de las áreas donde está más presente es en el tratamiento e investigación de los trastornos mentales, como el estrés postraumático, la fobias o las adicciones, y de las patologías neurológicas. Los datos que se extraen permiten comprender mejor el comportamiento cognitivo de los pacientes y conocer más de cerca sus afecciones.

En esta línea, un equipo de científicos del Instituto Karolinska de Suecia, llevó a cabo un proyecto con pacientes afectados de fobia social. Mediante gafas de RV los participantes se veían como si fueran invisibles, lo que les permitía enfrentarse con mayor seguridad y menos estrés a situaciones en las que tenían que tratar con otros individuos.

Otro gran proyecto, con sello español, es CicerOn, una aplicación que, a través de técnicas inmersivas de RV, ayudará a los afectados por el síndrome de Asperger, un trastorno del espectro autista, a incrementar sus capacidades sociales y comunicativas, utilizando técnicas de gamificación.  Este sistema, desarrollado por el Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital (U-tad), utiliza las Samsung Gear VR y se espera que muy pronto sea compatible con Oculus Rift o HTC VIVE.

También la RV se ha mostrado muy útil en la detección temprana de diversas patologías. En este sentido, un grupo de científicos de la Universidad Politécnica de Tomsk y la Universidad Estatal de Medicina de Siberia, en Rusia, ha desarrollado un sistema experimental de diagnóstico precoz de enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson o la esclerosis múltiple. El sistema utiliza gafas de realidad aumentada y, una vez que el paciente entra en un entorno virtual, permite detectar sus cambios posturales mediante sensores de movimiento observando si es capaz de mantener una posición estable o, por el contrario, sufre una pérdida del equilibrio.

La tecnología al servicio de la salud avanza a una velocidad vertiginosa y sus posibilidades son infinitas. Precisamente ayer los medios de comunicación se hacían eco de la noticia de la creación de una nueva empresa del sector de la neurotecnología, llamada Neuralink, que permitirá al cerebro humano conectarse e interactuar con ordenadores. Aunque no se trata de RV sino de inteligencia artificial, uno de los usos previstos será también el tratamiento de trastornos neurológicos como la epilepsia o el Parkinson. Y esto sólo es el principio…

 

 

e-saludgamingTIC

Gamificación en el ámbito sanitario, ¿qué mayor recompensa que la salud?

La gamificación, también llamada ludificación, surgida hace apenas siete años, es la incorporación de juegos en entornos no lúdicos con el propósito de potenciar la motivación, la concentración, el esfuerzo y otros valores comunes a los juegos.

Según la Asociación Nacional de Gamification y Marketing Digital (Anagam) la gamificación se ha convertido en una poderosa herramienta de captación y fidelización para marketing y ventas como en otros muchos sectores y áreas de aplicación. Un correcto uso de este tipo de juegos se traduce en un mayor engagement, ya que hace que cualquier colectivo o individuo participen de forma proactiva en acciones que habitualmente requieren un esfuerzo.

Si bien en España a finales de 2014 sólo un 46% de las empresas utilizaban el gaming en sus estrategias de comunicación, un informe elaborado por Research and Markets, ha revelado que se espera que este mercado crezca globalmente de forma exponencial (y esto incluye a nuestro país) y se estima que para 2019 su ratio de crecimiento superará el 48%.

Este impresionante auge del gaming en los últimos años ha despertado el interés de expertos en diversos ámbitos como la comunicación, la educación y también la salud.

Pacientes empoderados y profesionales más preparados

El uso de juegos aplicados al ámbito sanitario se está incrementando también a un ritmo vertiginoso como consecuencia del acercamiento de la población a las nuevas tecnologías y porque se han mostrado mucho más eficaces que las campañas sanitarias tradicionales de concienciación.

Tanto internet como las aplicaciones mhealth (práctica de la medicina soportada por dispositivos móviles como teléfonos móviles, dispositivos de monitorización de pacientes o asistentes personales digitales) han incentivado a unos usuarios cada vez más proactivos a preocuparse por estilos de vida más saludables y también han logrado una mayor participación de los pacientes en lo referente a sus patologías.

Son técnicas que han resultado muy útiles para fomentar cambios o modificar patrones en los pacientes, como mejorar la adherencia a un tratamiento, promover la alimentación sana, reducir el consumo de tabaco o alcohol, concienciar sobre hábitos saludables y en la prevención o ayudar en la rehabilitación física y mental.

Se ha demostrado que crear una experiencia con los componentes de diversión, satisfacción, emoción, motivación y competición así como la recompensa con premios virtuales, con puntos o medallas, estimula el aprendizaje y ayuda a la proliferación de pacientes empoderados. ¿Y qué mejor recompensa que la salud?

Pero lo importante aquí es no perder el ‘foco’. Podemos encontrarnos con juegos realmente innovadores a nivel tecnológico y visualmente atractivos pero que no cumplen con el objetivo real: mejorar la salud.

Pero la gamificación puede ser también una herramienta fundamental para los profesionales sanitarios, tanto en lo que se refiere a la adquisición de nuevos conocimientos o habilidades como a la formación continuada. Asimismo, les ayuda a mantener y mejorar el control clínico sobre sus pacientes monitorizando los datos obtenidos y les permite compartir sus experiencias con otros compañeros.

En este sentido, resultan muy interesantes los juegos de simulación de escenarios reales como, por ejemplo, los que mediante avatares ubican al usuario en una situación en la que tiene que dar una mala noticia y debe evaluar la mejor forma de hacerlo.

En España existen multitud de iniciativas que fomentan el uso del gaming en sanidad. Tal es el caso del Hackathon Nacional de Salud , organizado por la Asociación de Investigadores en eSalud (AIES) y COM SALUD y que este año se celebra en junio.

El objetivo del Hackathon, es que programadores y diseñadores de aplicaciones móviles respondan a las necesidades de los profesionales sanitarios y de los pacientes, desarrollando aplicaciones y juegos que les sean útiles. Se realizan actividades en un entorno pedagógico que promueve el trabajo colaborativo orientado a la resolución de problemas.

Algunos ejemplos

En el caso de las terapias infantiles, se están desarrollando juegos muy estimulantes y terapéuticos.

Tal es el caso de SONRIE, un software para niños con parálisis cerebral, desarrollado por investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid y la Rey Juan Carlos, y que ha recibido el premio al Mejor Proyecto de Gamificación en los Premios SaluDigital 2017.

Con la ayuda del sensor Kinect 360 de la consola Xbox, se han creado una serie de juegos para lograr una mejora terapéutica en los movimientos del rostro y en la expresión facial. SONRÍE se podría adaptar también a otros niños con síndrome de Down, síndrome de Moebius, o distrofias.

Utilizando esta misma tecnología, Rehabtimals, un serious game interactivo, ayuda a la realización de terapia de rehabilitación de rodilla. En él, el paciente deberá realizar movimientos según los retos que aparecen en el videojuego.

Asimismo, en lo que se refiere al fomento de los hábitos de vida saludable destaca también inihealth, una plataforma desarrollada también en España que, a través de la gamificación, plantea un sistema de retos que ayudan a los usuarios a marcarse objetivos como dejar de fumar, adelgazar o hacer ejercicio continuado. Asimismo, permite consultar toda la información y composición de los medicamentos que consuman e incluye un sistema de códigos QR para que, en caso de emergencia, el personal sanitario pueda acceder a la información del usuario.

En este ámbito mencionamos también a LittleHero, una app para que los niños de entre 4 y 11 años aprendan hábitos saludables mientras que los padres eligen las misiones y las recompensas.

La herramienta onlineLumosity ayuda a ejercitar las habilidades cognitivas básicas y Cognifit, un programa (también disponible en formato app) de entrenamiento cerebral científicamente validado, consta de entrenamientos específicos para la memoria y la concentración y permite retar a otras personas y evaluar los progresos.

Sin duda, existen multitud de aplicaciones y herramientas online de gamificación en salud pero debe ser el usuario, por sí mismo o bien siguiendo el consejo de un profesional, el que debe decidir si una aplicación le resulta útil ya que no todas las que están disponibles en el mercado han demostrado su eficacia. Además, resulta complicado que en el sector sanitario se reconozca que un juego puede llegar a mejorar la salud. Esto se debe a la falta de evidencia mencionada y de organismos que puedan certificar que estos juegos cuentan con una calidad como para ser prescritos.