Categoría: e-commerce

brandinge-commercegamingmarketing digitalredes sociales

El mundo digital se viste de gala estas fiestas

Llegan las fiestas navideñas y con ellas la fiebre por consumir. Las marcas se ‘ponen las pilas’ y concentran sus esfuerzos en realizar campañas de marketing que consigan captar la atención de un consumidor que se muestra muy receptivo durante este periodo. Para muchas empresas, la Navidad representa entre el 20 y el 40% del total de sus ventas anuales, por lo que es importante acertar.

Las tiendas físicas se visten con sus mejores galas para atraer al público y ofrecen multitud de descuentos y ofertas pero, ¿qué pasa en el mundo online?

El marketing online y offline deben ir de la mano. Por ejemplo, durante estas fiestas el consumidor se muestra más sensible, por lo que las campañas de responsabilidad social tienen muy buena acogida. La organización de eventos on y offline con fines sociales para apoyar a los más necesitados, donar parte de las ganancias a alguna ONG y hacer partícipes a los clientes para que puedan hacer contribuciones en las tiendas físicas o incorporando un botón en la tienda online ofrece una imagen muy positiva de una marca y mejora su reputación.

Pero también es importante realizar acciones específicas de marketing digital y aquí, las redes sociales desempeñan un papel fundamental ya que permiten a las marcas llegar a un público muy amplio de forma inmediata y también obtener información sobre los gustos de los usuarios.

Emociones y experiencias únicas

Las claves para captar su atención residen en ser original, apelar a sus emociones y en conseguir crear experiencias únicas para ellos.

En el mundo digital, las marcas también se engalanan para la ocasión y diseñan imágenes con motivos navideños para sus perfiles sociales y para su web.

Algo que funciona muy bien en redes sociales son los concursos temáticos y los sorteos donde los seguidores puedan participar aportando y compartiendo contenido navideño. De este modo se recompensa a los fans al mismo tiempo que ayuda a conseguir nuevos seguidores. También las acciones de gamming o el video marketing están tomando mayor impulso en este periodo.

Tampoco podemos olvidar que uno de los principales motivos por los que los usuarios siguen a las marcas en redes sociales es para beneficiarse de sus promociones a lo largo del año y en estas fechas con mayor motivo.

Por último, pero no menos importante, está el marketing de contenidos cuyo objetivo, más que la compra de productos de una marca, es consolidar la relación con los consumidores. En este sentido, puede resultar interesante ofrecer consejos útiles, información sobre tendencias para el próximo año, resumen de logros, etc.

¡El equipo de Bitaminia+ te desea unas felices fiestas!

 

 

 

brandinge-commercemarketing digital

La mitad de los ingresos del Black Friday proceden ya del e-commerce

Tras un otoño complicado para las marcas de moda, el Black Friday ha llegado como un balón de oxígeno. Esta festividad que comenzó en Estados Unidos un día después del de Acción de Gracias, poco a poco se ha ido extendiendo a otros países.

Las altas temperaturas en España no han animado a los consumidores a comprar abrigos, botas o jerséis, pero con el empujón de este fin de semana en el que los comercios han ofrecido increíbles ofertas, descuentos y promociones, parece que la tendencia empieza a cambiar.

En el Black Friday, antesala de las compras navideñas, que se ha extendido hasta el domingo, los españoles hemos gastado unos 222 euros de media, según los datos del III Observatorio de Black Friday, realizado por Worten y GfK.

Asimismo, un estudio de consumo navideño desarrollado por Deloitte, ha estimado que este año un tercio de las compras navideñas se han realizado este fin de semana, lo que supone un 20% más que en 2016.

Pero el Black Friday no ha venido solo, como dicta la tradición se complementa con el Cyber Monday, una fecha en la que el 40% de los españoles piensa comprar algún artículo electrónico, fundamentalmente online, con un presupuesto medio de 118 euros. Asimismo, se prevé que hoy nos gastaremos un 58% más que cualquier otro inicio de semana.

Crecimiento del mercado online

Son las grandes marcas, como Amazon o Media Markt, las que han sacado más partido al «viernes negro»[.

Aunque tradicionalmente las ventas realizadas en esta fecha siempre se han centrado en las tiendas físicas mientras que las Cyber Monday se orientan más al canal on line, cada vez la línea es más fina y se estima que la mitad de los ingresos obtenidos el Black Friday provienen del e-commerce.

Pero, cuidado, ¡no es oro todo lo que reluce!, y el consumidor debe actual con precaución ante posibles engaños.

Una encuesta realizada por Facua revela que un 83% de los consumidores considera que muchos comercios ofertan descuentos falsos en algunos productos durante esta jornada. En este sentido, la asociación advierte de la picaresca de algunas empresas que en los días previos al Black Friday incrementan el precio de sus productos para después volver a reestablecer su importe original añadiendo un supuesto descuento. De ahí la importancia de comparar precios.

e-commercemarketing digitalredes socialesTIC

Los gigantes de internet, en el punto de mira

Los gigantes de internet están siendo vigilados con lupa. Las grandes tecnológicas, compañías de comercio electrónico y redes sociales se han visto sancionadas o podrían serlo, en 2017, por diversos motivos: abuso de posición dominante, difusión de noticias falsas o mensajes de odio, uso ilegal de los datos o problemas con el fisco, que les han llevado a pagar multas millonarias.

A continuación os comentamos alguno de los casos que más nos han llamado la atención.

Como ya avanzábamos en nuestro post ¿Cuántas mentiras se cuentan en las redes sociales? las fake news y los mensajes de odio se han convertido en un verdadero problema para las redes sociales. Diversos dirigentes europeos han exigido a estas compañías que actúen con dureza contra estos mensajes y les han instado a que tomen medidas para evitar su propagación.

Todo ello ha llevado a que en Alemania este verano se aprobara una nueva y controvertida ley que obligará a empresas como Facebook o Twitter a eliminar en menos de 24 horas comentarios racistas o que inciten al odio de sus plataformas. En caso contrario podrían ser sancionadas con multas de hasta 50 millones de euros.

Multados en España

En España, las sanciones a Facebook han venido por otro lado y ascienden a 1,2 millones de euros. Según la Agencia de Protección de Datos española (AEPD), la compañía de Mark Zuckerberg ha venido recopilados datos personales protegidos de sus usuarios (sobre ideología, sexo, religión, etc.) sin informarles previamente. Pero la vulneración no acaba aquí, lo más grave sería el uso por parte de Facebook de esta información protegida para fines publicitarios sin contar con la aprobación expresa de dichos usuarios.

Por su parte, el fisco español ha multado a Amazon con 2,2 millones de euros tras una inspección que afectó a sus ejercicios de 2010 y 2011. Pero no es la primera que se enfrenta a Hacienda: Oracle ya ha pagado 87 millones de euros, Google 1,9 millones de euros y Microsoft tiene recurridas en la actualidad dos multas que ascienden a unos 30 millones de euros.

Tampoco se ha librado este año Google, quien recibió a finales de junio la mayor multa antimonopolio que ha impuesto jamás la Unión Europea: 2.424 millones de euros (aproximadamente el doble de las multas impuestas anteriormente a Microsoft o Intel) por abuso de posición dominante en los comparadores de precios en las compras on line.

Parece que la compañía tecnológica ha venido favoreciendo sus propios servicios, privando al resto de compañías de la oportunidad de competir en igualdad de condiciones y sin que los usuarios hayan sido conscientes en ningún momento.

brandinge-commercemarketing digitalredes sociales

El Marketing no cierra por vacaciones

Llegan las vacaciones, la mayoría cierra el ordenador y aprovecha para descansar o viajar. Sin embargo, son muchas las empresas cuyos departamentos de Marketing están a pleno rendimiento estos días.

El periodo estival es clave para diversos sectores relacionados principalmente con el ocio y el turismo, como las agencias de viajes, compañías aéreas, bares, restaurantes, hoteles, casas de alquiler, tiendas de moda, etc.

El estudio del Observatorio Cetelem sobre la intención de gasto de los españoles este verano detalla cuáles son las actividades más apreciadas por los españoles durante las vacaciones.

Como primera opción, un 57% de los encuestados elige comer en restaurantes (6 puntos más que en 2016), ir de compras ocupa el segundo puesto y es la actividad favorita del 45% (5 puntos más que en 2016). Asimismo, un 41% se decanta por el turismo nacional alojándose en hoteles o apartamentos (1 punto más que en 2016) y realizar visitas culturales es la actividad escogida por el 30%.

En cuanto al presupuesto destinado a las vacaciones, los españoles nos mostramos cautos. El 51,1% piensa gastarse lo mismo que el año pasado e, incluso, un 27% asegura que el desembolso estos días será inferior. El 21,8% restante, considera gastar más, aumentando este porcentaje en 2,3 puntos porcentuales en relación con 2016. El gasto medio previsto por los españoles para este periodo asciende a 1.249 €, lo que se traduce en un incremento del 12,5% respecto al año anterior.

Relax y redes sociales

Sin duda, para los sectores anteriormente mencionados, es una buena época para captar consumidores ya que estos están relajados, cuentan con más tiempo libre y son más receptivos a los mensajes, fundamentalmente en redes sociales.

Si se quiere conectar con el target, es necesario estar presentes a lo largo de sus vacaciones. Las acciones en redes sociales relacionadas con los hábitos de consumo estos días suelen dar muy buenos resultados, como sorteos, descuentos, hashtags divertidos, concursos, etc.

 

brandinge-commerceSin categoría

¿Cómo identificar a nuestro buyer persona?

En un contexto en el que las marcas y los productos han cedido el protagonismo a unos usuarios cada vez más proactivos y que se han convertido en el centro de toda estrategia de marketing digital, resulta necesario conocerlos más de cerca.

Pero, ¿quiénes son?, ¿dónde viven?, ¿qué edad tienen?, ¿en qué trabajan?, ¿qué temas les interesan?, ¿qué les motiva?, ¿cómo consumen contenidos?, ¿en qué canales? y, sobre todo, ¿qué les puede aportar mi marca?

Estas son algunas de las cuestiones que toda empresa debe responder a la hora de diseñar su estrategia de marketing digital. Para ello, qué mejor forma que identificar al segmento al que queremos atraer. Y si damos un paso más y lo humanizamos ya tenemos nuestro buyer persona.

¿Cómo hacer un perfil?

El usuario tipo no existe, lo que buscamos realmente es un perfil ficticio pero cercano a la realidad que aúne unas características y unos intereses comunes de muchos consumidores diferentes pero representativos de un segmento concreto al que nos dirigimos o al que queremos hacerlo.

Se trata de poner cara y nombre, dotar de unas características y personalidad a un target que siempre ha sido abstracto con el objetivo de diseñar acciones de marketing efectivas.

Aunque las variables sociodemográficas tienen su importancia, resultan insuficientes. Es la intención de compra a la hora de definir perfiles lo que ha cobrado mayor relevancia. Asimismo, una de las características más importantes del buyer persona es el dolor, es decir, qué necesidades o preocupaciones tiene y pueden ser resueltas por nuestra marca. Si conocemos su dolor podremos llegar a conocer cuál es la motivación que le impulsa a hacer una determinada búsqueda o que le lleva finalmente a comprar nuestros productos. En definitiva, nos ayudará a entender mejor las diferentes fases por las que pasa el consumidor hasta finalizar el proceso de compra (buyer journey).

Algunos consejos

Construir un buen perfil de buyer persona nos ayudará a determinar los customer insights. Si sabemos escuchar a nuestro target y nos ponernos en su lugar lograremos establecer unos lazos de confianza y calidad. Así conoceremos mejor sus necesidades, hábitos y comportamiento de compra, para poder crear contenidos de relevancia y ofrecerles el producto adecuado, en el segmento correcto y a través del canal idóneo.

Pero, eso sí, desde Bitaminia+ os aconsejamos no partir de ideas preconcebidas o de conjeturas sin base sino de un trabajo de investigación serio a través de encuestas, estudios de mercado, focus groups o entrevistas tanto a clientes actuales (los afines a la marca y los que no lo son tanto) como potenciales.

Dependiendo del negocio debemos elegir tener uno o varios buyer presonas. Uno de los errores más comunes es intentar crear demasiados perfiles. ¡Es mejor centrarse en unos pocos pero que estén bien definidos!

Por último, otra de nuestras recomendaciones es no perderse en detalles irrelevantes que nos alejen de lo que es realmente importante.

Una vez identificados los problemas y necesidades de nuestro buyer persona, debemos buscar la solución construyendo un mensaje adecuado para captar su atención.

 

e-commerce

¿Tienda física, virtual o ambas?

shutterstock_110567279Nuestra vida es acelerada y complicada, no tenemos tiempo prácticamente para nada, compatibilizar largas jornadas de trabajo y familia es difícil y esto también repercute en la forma en la que consumimos.

En este sentido, internet se ha convertido en un aliado indispensable y ha revolucionado nuestros hábitos a la hora de comprar. De acuerdo con el estudio de eCommerce en España 2016, realizado por IAB Spain y Elogia, el 74% de los internautas españoles compran en la red, lo que supone más de 16 millones de compradores.

Ranking online

España se sitúa como el cuarto país europeo en el ranking de ventas online en Europa, sólo por detrás de Reino Unido, Alemania y Francia.

Los sectores que más han facturado por internet son, según un informe elaborado por la plataforma de comercio electrónico Lengow, el turístico, el transporte aéreo y la moda.

En cuanto a los productos más vendidos online, en primer lugar se sitúa la ropa, en segundo los electrodomésticos, seguidos por los libros, el material deportivo y los cosméticos.

Aunque el comercio tradicional continúa liderando las ventas, no se puede negar que el crecimiento del comercio online es imparable.

La tienda tradicional o física sigue presentando ventajas sobre la virtual. La principal, es la oportunidad que ofrece de ver, tocar y, en determinados productos, probar antes de comprar y que dicha compra se realiza en el momento. Además, si existen dudas, siempre hay un dependiente que puede asesorarnos.

Por su parte, el e-commerce, ofrece otros beneficios como la comodidad en la adquisición al poder realizarla desde diferentes dispositivos electrónicos y de una forma rápida y sencilla, así como el ahorro de tiempo al no exigir un desplazamiento. Además, permite la opción de comprar diferentes productos al mismo tiempo y de cualquier lugar del mundo.

Pero, ¿por qué una marca debe elegir entre una opción u otra cuando ambas son perfectamente compatibles? Se ha demostrado que el comercio electrónico aumenta la visibilidad de la marca y, además, la posibilidad de contar con redes sociales hace que interacción con el consumidor sea muy alta y facilita la captación de nuevos clientes.

Cómo reforzar el canal online

Según el estudio de eCommerce, los drivers para decantarse por una tienda online son los precios (existe la opción de ofrecer cupones de descuento), la transparencia y la facilidad para realizar cambios y devoluciones, además de la posibilidad de obtener envíos gratuitos.

Proporcionar una buena información del producto apoyada con imágenes de gran calidad o contar con un chat en vivo mejoran la experiencia del usuario y constituyen factores muy relevantes para evitar el abandono. Una forma de pago sencilla y segura y un proceso de envío rápido y cómodo también suponen un incentivo para que la compra se finalice con éxito.

Tendencias

En este contexto cambiante han irrumpido en los últimos años dos conceptos clave que se han convertido en tendencia: el showrooming y el webrooming.

El primero, consiste en examinar el producto previamente en una tienda física para posteriormente adquirirlo a un precio menor a través de Internet. Esta tendencia supone un reto para la tienda física ya que debe esforzarse en ofrecer una buena experiencia y servicio al cliente para que este finalmente decida realizar la compra allí.

El webrooming, es la tendencia contraria en la que el consumidor analiza una posible compra en la red, pero finalmente se dirige a realizarla en una tienda física.

Esta última se viene imponiendo a la anterior, sin embargo, el crecimiento del showrooming es vertiginoso, sobre todo en el sector de la electrónica. En esto, los gigantes Amazon o eBay son los reyes.

Para contrarrestar este efecto, muchas marcas ofrecen fórmulas mixtas que permiten la recogida o el cambio de talla del producto comprado online en la tienda física o el envío a domicilio de una compra en la tienda física. Tal es el caso de Inditex, Mango o El Corte Inglés, entre otras.

Está claro que cuantas más opciones y facilidades se den al consumidor, mayores probabilidades de crecimiento tendrán las marcas.