influencersTwitter se ha convertido en el paraíso para las marcas. Por una parte, esta red social cuenta con una audiencia mucho mayor que los medios de comunicación tradicionales y, por otra, resulta mucho más barato para las empresas invertir en ella pagando por tuit a personajes influyentes.

Pero lo importante es elegir bien a esas personas que se van a convertir en el prescriptores de tu marca. Pueden ser expertos de renombre en un tema, celebrities, bloggers, youtubers, con miles e incluso millones de seguidores en las redes de sociales, pero además deben poseer una serie de atributos especiales:

  • Que tengan credibilidad, que los consumidores confíen en ellos.
  • Que generen debate, que interactúen con la comunidad, que tengan compromiso, es decir que consigan engagement.
  • Que conozcan bien la marca y se sientan identificado con ella.
  • Que el contenido que publiquen sea de calidad y de interés para la marca.

Pero lo que verdaderamente les hace únicos es su magnetismo, su capacidad para hacer que miles de consumidores se interesen y finalmente compren un determinado producto. Y eso, obviamente se paga y ¡muy bien!

Según datos de 2016 de la agencia americana de comunicación social Opendorse, Cristiano Ronaldo se embolsó 260.490 euros por cada tuit publicitario. Algo que no es de extrañar ya que CR7 es el deportista que cuenta con más seguidores en Twitter (más de 49 millones). Algo más lejos se sitúan otros deportistas como el tenista Rafa Nadal o el futbolista James Rodríguez que se cobraron en torno a 50.000 euros por cada tuit publicitario.

Son muchos los famosos que se lucran con sus perfiles en redes sociales, pero al mismo tiempo también las marcas se benefician del poder de prescripción que tienen. De este modo, todo el mundo gana. Pero en este contexto es fundamental que el consumidor no pierda, que no se sienta engañado, por lo que el influencer siempre debe identificar los tuits publicitarios o indicar que el producto del que habla ha sido cedido por una marca determinada y no la haga de forma encubierta.

El auge de los micro-influencers

No todas las empresas se pueden permitir pagar estas cantidades desorbitadas. Aunque para las grandes marcas es una práctica habitual, para muchas empresas más modestas resulta imposible realizar marketing con influencers porque es muy costoso y lleva mucho tiempo y esfuerzo.

Pero hay que tener en cuenta que no es cuestión de cantidad sino de calidad. Y es aquí es donde aparecen en la partida unos nuevos jugadores: los micro-influencers.

No son tan conocidos como los anteriores, ni tienen tantos seguidores (entre 1.000 y 100.000 seguidores) pero a cambio se sienten más identificado con la marca y consiguen una mayor conexión con sus comunidades por su cercanía. Se ha demostrado que sus interacciones en las redes sociales son mucho mayores, consiguen más likes y comentarios por lo que su factor de influencia es sustancialmente más alto.

Según Edelman, en su 2017 Trends Report, el auge de los micro-influencers es una de las tendencias del marketing con influencers para este año. Desde luego, las marcas no deberían perder de vista a estos nuevos aliados.

Escrito por bitaminia+

Un comentario

  1. […] Hace unos meses señalábamos en un post el papel fundamental que desempeñan las redes sociales en los planes de marketing digita…. […]

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s